Historia de las comunidades en Jalisco

Conocí el movimiento de comunidades en Guadalajara por ahí del 2009, cuando me juntaba con mi compañero de generación de la carrera (CUCEI 2006), Daniel Alvarado (@opteronmx) quien me invitó a las reuniones de ingenieros que se llamaban “Destilando Web” de Tequila Valley GDL, una comunidad capítulo del DF para hablar de distintos temas tecnológicos; así mismo me invitaba a las “reuniones de twitteros” en los cafés y en las alitas para platicar y sociali- zar. Para entonces, yo era ingeniero de soporte en el Centro del Software en la misma ciudad y siempre quedaba en darme una vuelta con él y sus nuevos amigos “geeks”. Ni cuenta de Twitter tenía, por cierto.

Pero un buen día me llama el inge Dany y me dijo algo como “Poncho, hubo un Super Happy Dev House y ahí surgió la idea de crear algo que te interesará, habrá una reunión para armarlo, no puedes faltar.”

Yo no tenía la idea de qué hablaba, fueron tantos los planes que teníamos para conquistar el mundo desde que nos graduamos que no sabía a que se refería, pero aún así fui porque siempre he con ado en el buen juicio del inge. Y creo que fue muy buena decisión.

En esa reunión (Agosto del 2010 en el Bon ́s café, si no mal recuerdo) conocí a personas brillantes, con un amplio sentido de lo que necesitaban y con la rme intensión de hacer lo que sea que surgiera de esa junta. Para mi fue algo nuevo, debo confesar, porque trabajaba en ese momento con empresarios tecnológicos donde la competencia por continuar vigente en el mercado, en la política o ganar licitaciones era una constante, y hablar de hacer algo en conjunto, sin apoyo de nadie, sin buscar lucro y solo por ayudar a todos, me resultaba algo fuera de lo común, inaudito casi, era chavo pues.

El gran tema esa noche era, ¿porqué no rentamos un lugar para que las re- uniones y eventos los hiciéramos ahí y entre todos pagáramos los gastos? y para que fuera más fácil pagar la renta, pues subarrendábamos los cuartos a pequeñas empresas. Simple.

Las personas que conocí ese día fueron Ruy Cervantes @ruycer, Argel Arias @levhita, David Matus @krator, Fernando Iñiguez @ferkennedy y de manera remota Andrés Vite @andresvite. Los otros dos éramos Daniel y yo, el invitado que nadie conocía. Sería muy pretencioso decir que tenía claro a donde iba ese proyecto pero la verdad es que no, sólo vi una oportunidad de colaborar con personas que se notaba que sabían lo que querían. Así fue como empezó lo que hoy conocemos como el HackerGarage (@HackerGarage).

Después de esa reunión se tuvieron otras 3 en el Centro del Software donde se de nieron cuestiones básicas sobre lo que debería ser este espacio, el nombre (que por cierto yo voté en contra jeje para mi era tener que lidiar con la mala

fama del concepto de “Hacker”, pero Argel dijo atinadamente ese día: “Ese es nuestro trabajo, cambiar la percepción de la gente sobre los hackers”, cerré mi bocota enseguida, me convenció), Fer por cierto, tuvo a bien diseñar el logo del proyecto (Gracias Fer), también discutimos muchas veces sobre el futuro de ese lugar, aún no teníamos nada y ¡ya estábamos emocionados!

Pasaron dos o tres meses, ya éramos como 20 personas con la intensión de ayudar y sólo había planes y planes, nada de acción, así que se tomó la decisión de citar a todos los interesados a una reunión en un café Chai (Diciembre de 2010) para aportar económicamente de una vez por todas y ahora si arrancar el proyecto en 2011. Para mi sorpresa se anotaron bastantes personas incluso algunas que fueron a la reunión por primera vez.

En ese entonces yo estaba en platicas con Edwyn Gomez (@ nksxp) quien iba a convertirse en mi socio para arrancar un proyecto llamado ConfiguraC8, empresa de soporte y asesoría de redes de cómputo, y decidimos que el HackerGarage era una buena forma de iniciar nuestro proyecto de empresa y al mismo tiempo sumarnos a este movimiento colaborativo.

Pues en efecto, las cosas se dieron y el 18 de Febrero del 2011 se funda la versión 1 del HackerSpace de Guadalajara: el HackerGarage, con apenas una oficina en renta (ahí nace ConfiguraC8), recepción, cocina, en primer piso sala-comedor, una sala de juntas y un baño. Así inicia el primer espacio colaborativo de la ciu- dad impulsado solamente por la sociedad civil, que en este momento éramos personas ligadas de alguna forma con la tecnología.

Vinieron muchas reuniones de comunidades, personas, empresas, iniciativas que buscaron sumar al proyecto, muchos si lo hicieron otros se alejaron. El primer año fue muy complicado y de mucho aprendizaje. Entendimos que teníamos que dar resultados, casos de éxito, para que los demás actores del ecosiste- ma nos tomaran en serio. Vinieron Hackatones, Startup Weekend, talleres de negocios y muchos mas eventos que fueron consolidándose y generando mas emprendedores y mas startups.

Pasamos dos crisis nancieras, según recuerdo, la primera cuando no había forma de crecer el proyecto mas que aportando otra fuerte cantidad cada uno de los miembros para poder mudarnos a una casa con mas espacio, así dimos el salto al HackerGarage versión 2. La segunda crisis nanciera se da justo para dar el salto a la casa que actualmente ocupa el proyecto, cuando gracias al aporte económico de Levhita pudimos mudarnos a una casa con 10 o cinas, alberca, 5 áreas para eventos y un makerspace (Gracias Argel).

Hackergarage Versión 3 (Actual)

 

El Hackergarage nos enseño muchas cosas, una de ellas es que cuando haces algo involucrando a muchas personas y siendo inclusivo generas que mas gente se interese en formar parte de él, entonces pues, dejó de ser un espacio físico y se convirtió en un movimiento comunitario que reune talento y detona comunidades.

A partir de tener un espacio de todos, comunidades surgieron de muchos temas, muchas dejaron de sesionar, otras siguen hasta hoy consolidándose y generando conversaciones en torno al tema que les atañe. Llega Noviembre de 2013 y el doctor Ruy Cervantes convoca a una reunión a “organizadores de Meetups” para intercambiar experiencias y le llama a esa junta: Meetroopers, haciendo alusión a los Stormtroopers de Star Wars y a los Meetups, juego de palabras solamente. En esa reunión se sueltan algunas ideas sobre lo que con- lleva organizar eventos y sobre la necesidad de tener un calendario compartido para no competir por el público que asiste a las reuniones, bene cios de estos eventos, di cultades que pasa un organizador y demás experiencias.

Flyer de la primera reunión de Meetroopers

3 meses después, el 19 de Febrero de 2014, entre todos convocamos a una segunda reunión con un enfoque a líderes de comunidades y organizadores de Meetups, en breve el movimiento crece se va dando forma a lo que hoy conocemos como la Red de Comunidades Tecnológicas, de Innovación y Em- prendimiento, AC.

La Red de Comunidades Tecno- lógicas, de Innovación y Empren- dimiento, AC. nace como gura legal el 21 de Julio del 2015. Mee- troopers surge y se enriquece de la experiencia y aporte de líderes de comunidades que en conjunto trabajan para dinamizar un ecosis- tema que buscan sea verdadera- mente innovador, que rompa para- digmas culturales súper arraigados sobre compartir ideas y con ar tus proyectos en otras personas que quizá no conoces pero que tienen metas y sueños como los tuyos.

 

Reunión ordinaria Meetroopers en Centro del Software.

En un principio eran 10 o 15 grupos o comunidades, hoy sólo en GDL hay aproximadamente 60-70 gru- pos o eventos que están hablando de tecnología.

Lo valioso de esta historia es que este movimiento esta formado por personas que vo- luntariamente ofrecen su tiempo a algo que de manera directa no ofrece una retribución económica, sino por el contrario, le invierten tiempo y dinero a mejorar lo procesos, las reuniones, las vinculaciones y el networking que genera estar en comunidad. En lo personal ese networking es lo que me mueve a ser voluntario.

Este ha sido un trabajo de mucha gente, me quedaría muy corto si comienzo a nombrarlas porque seguro dejo a alguien fuera de la lista y sería injusto, pero nuestros nombres pasan a segundo plano cuando ves que lo que impulsas tiene trascendencia en tu entorno y logras cambiar la forma de ver la tecnología más como un medio que el n mismo.

Actualmente la red Meetroopers está enfocada principalmente a consolidar y apoyar a las comunidades que existen en cualquier parte de la república y fomentar la creación de nuevas. Este libro es una forma de ayudar con nuestra experiencia, que puede o no servirte, y en todo caso nos encantaría saber lo que están haciendo en donde vives para aprender de la tuya. Queremos conocer lo que hacen otras regiones del país y la invitación es para cualquiera que tenga algo que aportar a las nuevas generaciones. Tenemos la visión de impulsar que existan muchas redes de comunidades en todo el mundo y porque no, cam- biarlo a partir de nosotros, las personas. En 2009 conseguir un patrocinio para nuestras reuniones era prácticamente imposible, al nal de cuentas ¿quienes éramos? ¿era para comprar cerveza y ponerse a tomar en ese lugar de estu- diantes de ingeniería? (eso decían) ¿de qué sirven los eventos? solo pierden el tiempo….y demás descali caciones. Hoy, grandes corporativos, gobierno y universidades apoyan este movimiento y tenemos una relación cercana con todos ellos. Descubrimos que no había otra forma de crecer todos mas que colaborando.

¿Que sigue?, no tengo idea y seguro no nos tocará decidirlo a nosotros, ya vendrán jóvenes con nuevas ideas y con mucho empuje para llevar esta red y a todas las que surjan en cualquier lugar del planeta a lugares que quizá, ni siquiera teníamos pensado.

Esta es solo una historia de lo que hacemos en este lado del país, queremos seguir aprendiendo de ecosistemas tan activos como el de CDMX, Monterrey, Querétaro, Colima y otras ciudades que nos han servido de inspiración para formar esta red. Falta mucho por hacer, aprendamos de ecosistemas mucho mas desarrollados y hagamos nuestra propia versión “a la mexicana”, o lo que es lo mismo, mucho mejor.

Quiero dar mi especial agradecimiento a nuestra primer presidente Diana Rodriguez (@SoyDianaRo) por su liderazgo y visión para llevar la primera ad- ministración de la red y a Alfredo Chavez (@BoSSINC) por su entrega y aporte al desarrollo del ecosistema y de esta primera edición del libro.

#SigueCreando.

Lanzamiento ofcial de la red en Intel GDC –

IC Alfonso Bravo @abravoms