Ecosistema de innovación

¿Qué es el ecosistema de innovación?

El termino ecosistema se re ere a un conjunto de actores que interactúan entre sí dentro de un entorno común.

En la red de comunidades nos referimos al término ecosistema como una red de personas, instituciones y recursos necesarios para desarrollar empresas de base tecnológica o startups. Este ecosistema incluye actores como emprende- dores de diferentes per les, nivel de habilidades y experiencia, inversionistas ángeles y entidades de inversión privadas, empresas e industria que crean infraestructura, y universidades tanto públicas como privadas.

A este conjunto de entidades y actores se les conoce como “la triple hélice” en referencia al Acuerdo de Colaboración y Vinculación Productiva Triple Hélice, un modelo de colaboración que involucra a las dependencias públicas, los orga- nismos empresariales y las instituciones de educación superior en el estado de Jalisco, rmado en abril de 2013 por el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval.

La triple hélice construyó una “infraestructura de innovación necesaria para el desarrollo de actividades para la innovación”, esto es: “Innovation infraestructures were using technical and material resources, concepts and social relationships” (Cervantes, 2013) (Las infraestructuras de innovación se construyeron utilizando recursos técnicos y materiales, conceptos y relaciones sociales).

Infraestructura de innovación

Uno de los principales líderes y promotores del movimiento de comunidades en Jalisco es el doctor Ruy Cervantes, quien en su tesis doctoral Innovation Infraestructures to Transform the Mexican Internet Industry: The Case of a Star- tup Community (Infraestructuras de Innovación para transformar la industria de Internet en México: el caso de una Comunidad de Nuevas Empresas, 2013) dice que “El número de comunidades de emprendedores de Internet creando nuevas empresas en estos países (de ingresos medios como México) se está expandiendo, facultado por las redes sociales, las tecnologías en la nube y nuevas metodologías o frameworks de software”.

El surgimiento de nuevas tecnologías y la explosión de las redes sociales han facilitado que emprendedores trabajen en la creación de comunidades para construir una infraestructura de innovación a través de grupos de interés, eventos y sesiones de networking, para conectarse así con mentores, clientes e inver- sionistas, y unirse a la creciente tendencia de desarrollo de nuevas empresas que resuelvan problemas técnicos, sociales, urbanos, comerciales y ecológicos. La innovación permite pensar en soluciones existentes abordando estas pro- blemáticas de forma distinta, aportando no sólo ganancias económicas sino un valor a clientes o bene ciarios, fundando una cultura de emprendimiento contraria a lo establecido y que irrumpa en las prácticas de creación de nuevas empresas en nuestro país.

La representación de la cuarta hélice:

la sociedad civil

A partir del surgimiento de comunidades de emprendedores en México, una cuarta hélice se une para participar en el ecosistema de innovación: la sociedad civil, representada por emprendedores, entusiastas de la tecnología y la inno- vación, y estudiantes que participan en comunidades. Al integrarse al ecosis- tema la importancia de las comunidades va adquiriendo mayor relevancia para lograr que México se posicione como un país de innovadores que desarrollan patentes y empresas de base tecnológica.

El intercambio de recursos y de infraestructura entre los actores de las cuatro hélices es de vital importancia para lograr la sinergia con la cual favorecer una economía que impulse el desarrollo social, mejore la calidad de vida de las personas y con la que se logre solucionar distintas problemáticas con el uso e ciente de tecnologías de la información.

El reto para las comunidades es lograr un compromiso de largo plazo para continuar impulsando esa infraestructura, reforzando y motivando a los em- prendedores como parte de sus objetivos en común por medio de compartir conocimiento, experiencias y habilidades profesionales.

¿Qué aporta cada una de las cuatro hélices al ecosistema de innovación?

Gobierno

Las instituciones públicas, en cualquier nivel, federal, estatales o municipales, crean políticas públicas y normativas que facilitan e incentivan la dinámica económica del Estado.

A escala federal, el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) publica con- vocatorias para organizaciones, asociaciones civiles y gobiernos que promueven la economía y la creación de empresas.

En Jalisco, la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología (SICyT) es la encargada de impulsar el ecosistema de innovación a través de la sinergia y colaboración con la industria y la academia.

Academia

La academia se compone de todas las instituciones de educación media superior y superior, así como de aquellas de instrucción técnica superior universitaria.

En Jalisco existen catorce instituciones de educación superior que constante- mente organizan eventos y programas para que los estudiantes desarrollen ideas para nuevos modelos de negocio, innovación social y ecológica, y prototipos tecnológicos o patentes a nuevas soluciones en temas de salud.

Industria e iniciativa privada

La planta productiva, las empresas y la inversión privada componen esta tercera hélice. Al tiempo de redactar este manual grandes corporativos como Intel, Continental, Hewlett–Packard y Oracle apuestan al desarrollo de mejores prác- ticas de innovación tecnológica entre sus empleados, facilitando infraestructura interna para crear soluciones que bene cien la producción y entrega de valor a clientes y accionistas (stakeholders).

Al exterior, se convierten en aliados estratégicos de comunidades y academia para impulsar el ecosistema de innovación y encontrar talento de alto nivel para su planta productiva.

Organizaciones civiles, asociaciones, y otros organismos so- ciales

Para complementar la colaboración dentro del ecosistema se generan ac- ciones desde la sociedad civil que contribuyen a mejorar nuestro entorno urbano, ecológico, económico y social.

La misma idea de Meetroopers surge a partir de la inquietud de muchos líderes que decidimos formar una asociación civil que represente el esfuerzo que hacemos como red de comunidades ante entidades de gobierno, la academia y la industria.

Existe otro tipo de asociaciones que se forman con objetivos comunitarios. Un ejemplo en la zona metropolitana de Guadalajara son los grupos de activismo social que se reúnen en Núcleo, un espacio de trabajo colabo- rativo localizado en el corazón del barrio de Santa Teresita. Su objetivo es impulsar la sustentabilidad social y ambiental en asociación con diversas organizaciones no gubernamentales (ONG) tapatías con varios años de trayectoria, como GDL en Bici, EcoTapatío y Rila Libre, entre otras.